sábado, 3 de diciembre de 2011

Sonríe siempre

Entonces lo hiciste. Al principio, fue imperceptible. Las comisuras de tus labios formaron un amago de sonrisa, y por un momento pensé que sería como hacía tanto tiempo. Que se quedaría ahí. En un amago. Pero entonces me miraste. Me miraste y tu sonrisa inundó mi mundo. Esa sonrisa que tanto me gusta. Tu sonrisa. Gracias a la cual me enamoraste. Y entonces yo también lo hice, sonreí al ver tu sonrisa, hacía tanto que no la veía.  No dejes de sonreír. NUNCA.

1 comentario:

  1. Buenas, pasaba por tu blog y quería pedirte que si tienes tiempo le eches un vistazo al mio http://i-am-living-in-a-fantasy.blogspot.com/ si te gusta ¿Me puedes seguir? Muchas gracias por todo(:

    ResponderEliminar