sábado, 19 de noviembre de 2011

Él y sólo él


Solo cerrar los ojos, imaginar que todo sigue igual, que cuando los abras, él estará ahí, sonriendo y mirándote con esos ojos aunque no dicen nada, darías la vida por que no dejaran de mirarte ni un segundo. Aunque la realidad no es justa y cuando despiertas, te das cuenta de que no es verdad, de que se ha ido y lo más probable es que no vuelva, aunque te aferres a aquellos recuerdos; momentos que fueron únicos, en los que parecía que todo iba a ser eterno... eterno y mágico. No ha pasado tanto tiempo desde que el amor jugó contigo pero él ya ha conseguido pasar página y encontrar a otra persona para regalarle sus "te quiero", lo odias, pero no; no puedes desearle nada malo, a él, no; Y eso te mata por dentro. Dices que todo va genial y que lo que un día fue amor, hoy se puede quedar en amistad, pero lo único que consigues es engañarle a él, tú sabes que cada vez que te hable, cada vez que te mire, cada vez que sonría, un millón de recuerdos volarán a tu mente fugaces y tu corazón se volverá a romper en mil pedazos hasta que un día, sin darte cuenta alguien se acerque a ti, te hable, mire o sonría y que aunque, no sea él , te haga sentirte especial.

2 comentarios:

  1. me gusta mucho luuuuuuuucia! y la foto de la entrada anterior tambien:)
    tquieritoooooooo

    ResponderEliminar